Ampliar el PC o darle una segunda vida?

El mercado tecnológico cada vez nos ofrece más variedad de productos y los consumidores cada vez nos creamos mayores necesidades. A todos, o casi todos, nos ha pasado tener un aparato muy similar a otro pero uno tiene una sola capacidad que el otro no tiene. Esto nos lleva a meter un dispositivo electrónico en casa que probablemente no necesitamos y podríamos hacer lo mismo con otro. Y es que muchas veces justificamos nuestras compras con excusas absurdas del tipo “es que solo es reproductor, no es grabador” cuando hace años que no grabamos ningún contenido ni lo haremos más que para probar que funciona el dispositivo. También es típico “este ordenador tiene unos años y va muy lento, me compro otro” sin valorar la opción de ampliar el PC o incluso formatear y reinstalar sistema. Ya tenemos dos aparatos, pero usamos la novedad y el antiguo cae en el olvido.

Ampliar el pc

  1. Ampliar el PC: opciones
  2. Ampliar el PC no es suficiente. ¿Lo tiramos?
  3. ¿Y si no encuentro una utilidad para mí?

Debemos tener en cuenta que tablets, centros multimedia, NAS y otros dispositivos con un sistema Android o derivado de Linux son en realidad ordenadores. La tecnología se ha miniaturizado y conseguimos procesadores y chipsets tan potentes como los de 10 años atrás pero en un espacio minúsculo. Y no dejan de ser eso, ordenadores con una pantalla táctil (Tablet), ordenadores con un sistema operativo optimizado para reproducir video (centro multimedia) u ordenadores con una carcasa para montar discos fácilmente y un sistema operativo para compartir información en red (NAS). Esto quiere decir que podemos aprovechar ordenadores de hace unos años para tareas actuales.

Ampliar el PC: opciones

Antes de cambiarnos el ordenador porque ya no rinde como antes o porque nuestras necesidades han cambiado debemos valorar si realmente es así. Nuestra recomendación siempre es alargar la vida útil de los equipos lo máximo posible.

El primer motivo es que todo tiene un coste y amortizarlo es vital para evitar despilfarros. El segundo es que nuestro planeta tiene unos recursos limitados y no debemos hacer un mal uso de ellos. Y el tercero es que el aprovechamiento suele implicar un aprendizaje y eso es enriquecedor para el usuario. Pero si definitivamente nuestro ordenador no rinde lo suficiente y no tiene más de 5 años recomendamos ampliarlo. Dependiendo del PC y lo que queramos hacer con él será recomendable ampliar una cosa u otra.

Disco duro SSD

El mayor cambio que podemos apreciar actualmente en un ordenador es el cambio de un disco duro tradicional por un SSD. En muchos casos incluso alargamos la vida útil del equipo ya que conseguimos una potencia similar a la de un ordenador más nuevo. No siempre será necesario ni recomendable instalarlo pero en un alto porcentaje de casos sí. En nuestra entrada dedicada al disco duro SSD ya tratamos el tema.

Tarjeta gráfica

Quizás nuestro requerimiento de potencia está en una tarjeta gráfica más potente. Muchos ordenadores incluyen una tarjeta integrada en placa que puede ser insuficiente para jugar a determinados juegos o algunas tareas de diseño gráfico. Un cambio de tarjeta gráfica por otra más potente puede ser la solución en algunos casos.

Tarjeta gráfica

Memoria RAM

Otra ampliación que puede darle un buen empuje a nuestro equipo es añadir memoria RAM. Si el sistema operativo que instalaremos es de 32 bits es recomendable que tenga mínimo 2GB de RAM. En caso de optar por un sistema de 64 bits deberemos instalar mínimo 4GB para garantizar un mínimo de fluidez.

 

Procesador

También tenemos la posibilidad de ampliar el PC cambiando el procesador por otro. No siempre será rentable puesto que es un componente caro y quizás la mejora no compense el precio pagado. Nosotros lo desaconsejamos salvo en casos muy concretos donde el procesador viejo sea muy poco potente y podamos instalar uno mucho más potente a un precio razonable.

CPU

Cambio de sistema

Puede que nuestros problemas de lentitud vengan dados porque el sistema operativo es poco apropiado o está muy deteriorado por el uso. A veces una limpieza de nuestro sistema es suficiente, otras necesitaremos reinstalar el sistema operativo y en casos excepcionales tendremos que optar por el cambio a un sistema más apropiado para nuestro hardware.

Ampliar el PC no es suficiente. ¿Lo tiramos?

Pongámonos en situación, tenemos un ordenador que funciona correctamente pero su rendimiento es inferior a nuestras necesidades. Es posible que ninguna de las opciones planteadas sea rentable o satisfactoria. Llega el momento de decidir qué hacer con él. Tirarlo no es una opción porque pensamos que quizás en un futuro encontremos una utilidad. Pero si no la encontramos ahora que todavía no está muy desfasado difícilmente la encontraremos más adelante cuando sea un aparato prehistórico. En muchos casos, optar por guardarlo significa condenarlo al olvido.

Tirar PC

Una de las opciones que tenemos para dar una segunda vida es usarlo como ordenador de aprendizaje. Quizás queramos probar sistemas operativos Linux pero no lo hacemos en nuestro PC porque nos puede limitar en alguna aplicación que necesitamos o simplemente por comodidad. Pues ésta es la nuestra: instalamos una distribución que soporte nuestro hardware y a darle uso. Existen distribuciones livianas como Knoppix o Lubuntu que funcionarán con fluidez en equipos con bastante antigüedad. Incluso podemos darle una vuelta de tuerca más instalando un sistema basado en Android como Remix OS que también funciona en equipos muy limitados.

También podemos optar por usarlo como NAS. En este caso es posible que sea recomendable ampliar el PC para darle capacidad añadiendo algún disco para crear un RAID pero no es obligatorio. La distribución FreeNAS nos permite administrar de forma sencilla nuestro ordenador reconvertido en NAS. Si tenemos preferencia por el sistema operativo DSM de Synology podemos instalar un XPEnology para simular un NAS de esta marca.

Otra opción es utilizar ese ordenador para conectar dispositivos y acceder remotamente. Si tenemos una o varias cámaras IP en casa o queremos conectar una Webcam a nuestro PC podemos usarlo como servidor de imágenes. Incluso podemos grabar esas imágenes para visualizarlas más tarde. También podemos conectar las impresoras o escáneres a ese ordenador ubicado en una habitación de la casa. Nos permitirá imprimir desde otros dispositivos que tengan comunicación con ese ordenador.

Con la irrupción de los televisores con Smart TV o los Android TV se abre un abanico de posibilidades de reproducción de contenidos. Una opción para aprovechar ese viejo PC puede ser crearnos un servidor de contenidos multimedia para que accedan esos dispositivos. Existen plataformas para llevarlo a cabo: Plex o Kodi son ejemplos de ello.

Si nos gustan los juegos retro, podemos ejecutar emuladores sin problema en nuestro limitado PC. Incluso podemos hacernos una simulación de máquina recreativa de los 80. Si somos manitas podemos dedicarnos a cortar la madera, pintar y montar el sistema. En caso que no sea nuestra especialidad la carpintería, existen webs que venden las maderas para su ensamblaje. También encontraremos los mandos clásicos con sus botones sobretodo en webs con envíos desde china.

Máquina recreativa hecha con un PC reutilizado

¿Y si no encuentro una utilidad para mí?

Si después valorar de las posibilidades de ampliar el PC o darle una segunda vida nos parece que nuestro ordenador no sirve aún nos quedan alternativas. Y no hablamos de reciclarlo, creemos que esta opción solo debemos llevarla a término cuando un producto ya no funciona. Nuestro antiguo PC puede ayudar en proyectos de Crowdsourcing sobre investigación. Para quien no los conozca, estos proyectos aprovechan la capacidad de ordenadores de todo el mundo que están adheridos a su red para hacer cálculos simulando ser un supercomputador. Se usan para hacer estudios de lo más variopinto como buscar avances en el conocimiento de enfermedades, intentar predecir el clima del siglo XXI o la búsqueda de inteligencia extraterrestre. Un ejemplo es BOINC, el único requisito es que nuestro ordenador disponga de conexión a internet y la aplicación que pone a nuestra disposición su web. Si te interesa, puedes unirte a nuestro equipo dsd0 en World Community Grid.

Si definitivamente nos queremos quitar de en medio el ordenador porque nos estorba podemos optar por hacer una donación. Siempre habrá personas encantadas de acoger lo que a ti ya no te sirve y estarás colaborando en alargar la vida de nuestro planeta. Seguro que cerca de casa tienes asociaciones que ayudan a colectivos vulnerables que aprovecharan ese PC como Ordenadores Sin Fronteras o la Asociación MIRA. El caso es aprovechar al máximo la tecnología ya que nos ayudará a ser más sostenibles y, por tanto, alargar la vida de los recursos que nos brinda el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *