Cambiar el ventilador del procesador de un NAS Synology

Cada día es más común ver que las empresas utilizan NAS para sustituir a los servidores dado que, en muchos casos, solo requieren compartir datos entre ellos. Esto es ventajoso para ellas puesto que el mantenimiento o reparación de los NAS es más sencillo y menos costoso que el de los servidores. Con ello queremos decir que estos dispositivos también pueden sufrir pequeñas averías, pero son subsanables y con un desembolso muy inferior al de un servidor. Además el mercado nos ofrece distintas marcas entre las que elegir la calidad que más se ajuste a nuestras necesidades y bolsillo. Entre las más prestigiosas están Synology, Qnap, D-Link o Seagate.

NAS y servidores

¿Qué tiene un NAS?

Aunque un NAS sea un dispositivo de almacenamiento, no solo consta de uno o varios discos. También consta de un hardware que permite ejecutar un sistema operativo que dará permisos a los usuarios según tengamos configurado, ejecutará aplicaciones que necesitemos, realizará backups, etc.




Para poder desarrollar todo eso un NAS requiere tener un procesador (CPU), memoria RAM, controladora de discos duros, tarjeta de red, controladora USB, etc. Por otro lado, para tener el almacenamiento deseado, requerimos montar discos duros (cada vez es más común hacerlo con discos SSD).

Cambio de ventilador del Synology

Con esta pincelada del hardware interno de un NAS procedemos a explicar como cambiar el ventilador de la CPU. En nuestro caso hemos utilizado el modelo Diskstation DS411+II de la marca Synology. Nos encontramos con un equipo en el que se averió en su día el ventilador y provisionalmente lo cambiaron por un modelo genérico de 40x40mm haciendo una soldadura en el cableado. Nosotros procederemos a sustituirlo por el modelo específico que recomienda el fabricante.

Synology Para empezar quitamos en la parte trasera los tornillos y descubrimos la carcasa superior tirando ligeramente hacia atrás y hacia arriba. Aquí vemos que están montados los discos (en este caso 4 discos duros) en distintos niveles. En la parte trasera tenemos unos ventiladores que extraen el calor del dispositivo hacia el exterior. Debajo de los discos queda la placa base que más adelante veremos.Synology

Al sacar los tornillos del frontal de plástico y de la cabina de discos queda totalmente desmontada la estructura del Synology. Por un lado nos queda la cabina de discos que tiene un conector similar a una ranura PCI con el que se comunica con la placa base.Synology

Por otro lado nos queda la base donde va todo atornillado y quedan los ventiladores traseros anclados mediante un sistema de bisagra.Synology

Finalmente nos queda la placa base al descubierto. Podemos apreciar que tiene un módulo de memoria RAM SO-DIMM DDR2 800Mhz (como la de un ordenador portátil) que se podría cambiar en caso de necesidad o avería. También nos queda a la vista el ventilador que ha motivado el desmontaje de nuestro NAS.Synology

Una vez sacados los 4 tornillos de estrella y el conector montamos el nuevo ventilador y queda como apreciamos en la imagen.Synology

Manos a la obra

Aunque manipular dispositivos que contienen nuestros valiosos datos debe darnos respeto siempre hay gente que está dispuesta a intentar repararlos por sí misma. Si eres un manitas te animamos a que lo intentes hacer tú mismo, no es tan complicado, solo requiere paciencia y un poco de maña en algún momento. Incluso puedes recurrir a algún conocido que te heche un cable, que siempre cuatro ojos ven más que dos. En todo caso, si los datos de nuestro NAS son de vital importancia quizás es mejor dejar la reparación en manos de profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *