Wifi en casa. Crear o mejorar nuestra red inalámbrica

Muchos son los usuarios que piensan que cualquier sistema de red wifi que montemos en casa será más que suficiente. Nada más lejos de la realidad, hay que valorar bien las necesidades de cada usuario y de cada vivienda para tener una wifi con unos mínimos de cobertura. Y es que los routers que nos “regalan” las compañías de internet (ISP) suelen tener un rendimiento razonable para un piso pequeño-mediano y unos pocos dispositivos pero insuficiente si esas variables aumentan.

  1. Tipos de redes wifi
  2. Uso de nuestra wifi
  3. Problemas de las redes wifi
  4. ¿Cuantos puntos de acceso wifi necesito?
  5. Conclusiones

Tipos de redes wifi

Existen múltiples formas para hacer una red wifi con internet. La más básica es un simple router wifi que ya hace las funciones de módem, de switch y de punto de acceso:

  • Es un módem porque entrando una señal analógica de teléfono nos la convierte en digital.
  • Es un switch porque podemos conectar varios equipos en red con este dispositivo. Normalmente tiene 4 puertos ethernet aunque esta cifra puede variar.
  • Es un punto de acceso porque nos permite configurar inalámbricamente nuestra red e incluso intercomunicarla con la red ethernet. Todo lo que conectemos a nuestro router, ya sea por cable o por wifi, quedará comunicado a no ser que indiquemos lo contrario en las configuraciones.

De esas tres partes de un router wifi  para acceder a internet nos centraremos en el punto de acceso que es sobre lo que tratamos en el artículo. Existen distintos estándares para conectar redes inalámbricas, a continuación podemos ver los más habituales y sus características:

 Estándar | Año de aprobación Velocidad teórica | Banda de frecuencia
  802.11a | 1999         54Mbps | 5Ghz
  802.11b | 1999         11Mbps | 2,4Ghz
  802.11g | 2003         54Mbps | 2,4Ghz
  802.11n | 2009     >300Mbps | 2,4Ghz o 5Ghz
  802.11ac | 2014         1,3Gbps | 5Ghz

Cada estándar de conexión wifi tiene sus distancias de cobertura y sus velocidades pero debemos recalcar que siempre son teóricas. El estándar más utilizado actualmente para montar nuevas redes es el N por tener un buen alcance para una vivienda de tamaño medio y una velocidad de transferencia sobradamente potente para conectarse a internet e incluso compartir datos entre equipos.

Logo Wifi

Uso de nuestra wifi

Para empezar a diseñar nuestra red wifi primero debemos preguntarnos cual será su uso. No es lo mismo usarla para conectarnos a internet exclusivamente que darle un uso para crear una red de trabajo. Las velocidades de conexión seran determinantes en ese sentido, para ello detallamos a continuación cual es nuestra recomendación:

  • Navegar por internet con ADSL: Una red con protocolo 802.11G será más que suficiente para cumplir su cometido.
  • Intercambio de pequeños archivos (Word, Excel, PDF, JPG, etc.): Como en el caso anterior, una red 802.11G nos permitirá trabajar sin problemas.
  • Navegar por internet con Fibra óptica superior a 50Mbps: Para no desaprovechar la velocidad de internet que nos llega seria recomendable tener una red con protocolo 802.11N como mínimo.
  • Intercambio de archivos pesados o muchos usuarios trabajando simultáneamente (Videos, bases de datos, archivos ZIP con mucho contenido, etc.): Para no tener problemas de cortes y poder trabajar dignamente se aconseja trabajar con una red 802.11N.
  • Gran cantidad de datos pesados o uso de red intensivo (juegos en red, muchos usuarios transfiriendo cantidades de datos importantes, necesidad de fluidez de datos, etc.): En este caso se hace necesario una red cableada o, como alternativa, una wifi con protocolo 802.11AC.



Problemas de las redes wifi

Al ser una tecnologia inalámbrica, la conexión se establece por ondas electromagnéticas que se desplazan en el espacio, depende de factores externos como pueden ser:

  • Paredes y puertas cerradas: Cada obstáculo físico que encuentra una onda le impide pasar libremente. Estos elementos actúan como filtros que reducen la capacidad de propagación de las ondas.
  • Aislamientos entre habitaciones: Si pretendemos tener una red wifi en habitaciones con aislamientos especiales (estudios de radio, habitaciones frigoríficas, etc) debemos tener en cuenta que estos elementos son una barrera importante para pasar la señal.
  • Tecnologías inalámbricas en la misma frecuencia: Dispositivos bluetooth, teléfonos inalámbricos e incluso otras redes wifi pueden darnos problemas de estabilidad de la conexión al crear interferencias por trabajar en la misma banda de frecuencia de 2,4Ghz.
  • Electrodomésticos: Algunos electrodomésticos pueden crear interferencias en la red wifi. Un ejemplo es el horno microondas ya que utiliza ondas de 2,45Ghz para calentar los alimentos.
  • Climatologia: El frio, el calor, la luz solar, la lluvia y las tormentas modifican el comportamiento de las ondas. Dentro de nuestro hogar estas condiciones no llegaran a afectarnos pero si disponemos de una terraza de un tamaño considerable y queremos tener wifi en exteriores seran factores a tener en cuenta.

Antena wireless

Otro problema a la hora de tener una buena transmisión de datos mediante wifi es la distancia vertical entre pisos. Si queremos conectarnos a un punto wifi que está en otra planta veremos una gran pérdida de señal.

Debemos tener en cuenta que las antenas omnidireccionales no tienen prácticamente cobertura justo encima ni justo debajo de su ubicación. También es interesante saber que las ondas se propagan con tendencia a ir hacia abajo, por lo que ubicar el punto wifi lo más alto posible nos da mayor posibilidad cobertura.

Es básico que nuestra red tenga un router wifi conectado a la línea ADSL, no pudiendo tener más de uno por red. Si intentamos poner dos ADSL, o más, en la misma red es posible que tengamos problemas porque sus configuraciones harán que nuestro dispositivo intente conectarse a los dos simultáneamente y esto no es posible, una tarjeta de red está preparada para conectar a una red en el mismo instante.

¿Cuantos puntos de acceso wifi necesito?

Para empezar, deberemos valorar cuantos puntos wifi necesitaremos en nuestra red. Dependiendo del número de dispositivos a conectar y la distancia a cubrir deberemos elegir entre poner un router wifi, puntos de acceso, repetidores, etc.

Si nuestra wifi es para un local o piso pequeño sin grandes interferencias es más que probable que un router wifi nos cubra la zona que necesitemos para 4 o 5 dispositivos.

En caso que estemos en un piso de unos 70-100 metros cuadrados seguramente tengamos que ubicar nuestro router en una zona centrada con tal de llegar a todos los puntos de la casa.

router

Cuando el tamaño a cubrir es superior a lo anteriormente indicado, tenemos muchos dispositivos, existen barreras físicas o no podemos poner céntricamente el router se hacen necesarios otros aparatos como puntos de acceso o repetidores.

El repetidor es un pequeño dispositivo que, como su propio nombre indica, nos repite la señal inalámbrica que le indiquemos. Para ello es necesario que el repetidor esté dentro de una zona de buena cobertura del router ya que, de lo contrario, no tendrá ninguna señal que repetir y por tanto será ineficiente.

Poner más de un repetidor de la misma red puede ser una solución, pero también un problema. Y es que si el repetidor A intenta conectarse al repetidor B y simultáneamente el B se conecta al A, esa red entrará en bucle sin tener un punto de conexión a internet.

El punto de acceso es un dispositivo que, conectado al router principal mediante un cable de red, tiene la capacidad de crear una red wifi. El principal inconveniente es que necesitaremos pasar un cable hasta el aparato pero el gran beneficio es que no dependemos de obstaculos o interferencias que puedan hacernos perder la conexión con el router y, por tanto, la fiabilidad de esta red es mayor que con un repetidor. Otra ventaja  es que podemos poner múltiples puntos de acceso en una misma red sin miedo a que creen problemas entre ellos.

Independientemente de los dispositivos que necesitemos, si debemos salvar distintas plantas, debemos recordar ubicarlos en puntos altos. Siendo así, en una casa de 3 plantas, puede ser una buena opción poner un router en la planta baja y un punto de acceso en la segunda. De esta forma la planta intermedia quedará bastante cubierta con la señal que llegue de la segunda planta y, probablemente, llegue algo de señal de la planta inferior.

Conclusiones

Crear una red wifi de calidad es cada dia más fácil tecnológicamente. En el artículo esperamos haber ayudado a conocer algunos de los posibles problemas que podemos encontrarnos y los factores que pueden influir negativamente a nuestra wifi. Sabiendo de donde pueden venir los problemas y con los dispositivos que hemos especificado anteriormente podréis elegir como crear o mejorar vuestra propia red inalámbrica.

2 comentarios en “Wifi en casa. Crear o mejorar nuestra red inalámbrica

  1. Como puedo crear con varios puntos de acceso wifi (.cada uno con su cable de red ) una red wifi unica que vaya saltando de un punto de acceso a otro sin necesidad de tener que hacerlo en los dispositivos de turno

    1. Hola Jose Maria, puedes hacerlo con varios puntos de acceso con un nombre e IP distintos (p.ej. punto1, punto2, punto3 con IP 192.168.1.1, 192.168.1.2, 192.168.1.3) y creando una red Wifi con el mismo nombre y misma contraseña en todos los dispositivos. Así solo verás una única red Wifi pero en realidad serán varias redes solapadas por las que irá saltando automáticamente cada dispositivo que conectes. Esperamos haberte aclarado tus dudas, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *